domingo, 24 de enero de 2010

Corsés sociales

Corsés sociales
Xilopintura

Con esta xilopintura queria reflexionar que en realidad no nos mostramos como somos ante el mundo, han pensado que en realidad muchas veces tenemos más de un rostro que mostrar en determinado momento ante la sociedad o con nosotros mismos, comportándonos diferentes para cada persona, fingiendo ante personas que no nos agradan o con las cuales no tenemos nada en contra pero no nos interesa interactuar o la forma que actuamos con personas que realmente nos interesan, muchas de esas veces no somos nosotros mismos.

Eso nos hace hipócritas? creo que sí, pero ser hipócrita está mal? en nuestras sociedades el ser hipócritas no es un valor si no un comportamiento negativo, pero creo que desde pequeños hemos sido amaestrados para ser hipócritas sociales para poder convivir en armonía en una sociedad disfuncional, ese amaestramiento social creo que nos encorseta y nos cohíbe en mostrarnos tal cual somos. Actualmente mostrarnos tal cual somos o ser auténticos no es permitido en nuestras sociedades, tal vez porque la sociedad impone cánones de comportamiento social que nos uniforma a actuar cada cual en su rol, muchas veces ese encorsetamiento esta internalizado como un mecanismo de defensa en cada uno de nosotros, pues el hecho de mostrarnos tal cual somos nos haría vulnerables. Sera que estamos seguros de conocer realmente a las personas que conocemos o que amamos? o solo conocemos un micronésima porción de esa persona? Creo que esta reflexión reafirma que cada persona es todo un universo que descubrir y que puede ser divertido participar de ese descubrimiento…

2 comentarios:

Marcelo dijo...

está muy buena. Me encantan los temas que abordás. Y es así como dijiste. A veces tenemos muchas caras. Una para cada ocasión y para cada persona, para evitar ser pillados por sorpresa y desprotegidos.
Depende de como lo tomes. Si lo hacés para perjudicar a alguien me parece que está mal, si solo es para preservar tu intimidad no.

Amambay dijo...

Acabo de descubrir las tres caras, excelente.
Como decis, el tema del encorsetamiento es un mal necesario en nuestras sociedades actuales, pero uno elige si ser hipócrita o ser diplomático, creo que hay una pequeña diferencia entre un estado y otro. El hecho de no interesarnos en determinadas personas con las que estamos obligados a interactuar por ciertos motivos, no debe quitarnos la amabilidad y el buen trato humano, creo que en ese caso uno es diplomático.
Me pasa en el trabajo, donde trato a todos bien y a veces me siento a charlar de dos o tres cosas, normalmente, mostrándome como soy y dando mis opiniones sin disfrazarlas.
Interesante como siempre leerte y ver tus trabajos :)